Twitter response:

holasCategoría: Experimentos

Por qué duele la cabeza al comer un helado
Por qué duele la cabeza al comer un helado

Con la llegada del buen tiempo apetece estar fresquitos para combatir el calor. Atrás van quedando los días en donde un plato caliente nos confortaba frente a las bajas temperaturas. Una bebida con hielo, un helado o bien un polo son tentempiés frecuentes para esta temporada del año, y cada vez vemos más por las calles dado el incremento de negocios de este género.

Con los helados (y con los comestibles que se consumen fríos, normalmente) sucede un hecho curioso: ¿alguna vez os ha dolido la cabeza de forma intensa a lo largo de unos segundos tras tomar un helado? Esto se conoce como la dolor de cabeza del helado.

El dolor de cabeza en sí es un género de cefalea bastante intenso y progresivo, que deja una sensación de malestar extendido. La dolor de cabeza del helado está provocada por la ingesta de helados o bien productos muy fríos  que ocasionan un dolor punzante y breve de cabeza.

Pero, ¿cuál es el motivo por el cual se genera este repentino dolor al comer un helado?

La temperatura de conservación de los helados en un congelador ha de ser de unos – 20 grados centígrados. Cuando se sirve para consumir acostumbran a rondar entre los -10 bien -15 grados centígrados. Si tenemos en consideración que la temperatura anatómico normal de un humano es de unos 36 grados resulta más simple entender que se genera algo semejante a un “choque térmico” en nuestra boca.

Cuando el helado (a -10 grados) entra en contacto con el paladar, este experimenta una irritación repentina que provoca la estimulación del nervio trigémino. Este nervio tiene una función doble, en tanto que es sensitiva y motora. ¿Qué es lo que significa? Que es motor de los músculos faciales implicados en masticar, aparte de ser responsable de la sensibilidad en en la parte inferior de la cara, ciertas unas partes de la nariz, de la mejilla y la quijada.

Cuando el nervio trigémino se estimula por causa del frío, le manda un mensaje al cerebro a fin de que caliente nuevamente la zona del paladar. Los vasos sanguíneos se dilatan y mandan más cantidad de sangre de la frecuente a esta zona. Esta acumulación tan veloz de sangre para preservar la temperatura cálida hace que la presión en el cráneo aumente. Dicha presión es la autora del molesto cefalea.

Por consiguiente, el detonante del dolor es el helado, pero es la respuesta de nuestro cerebro al estímulo frío la que provoca la dolor de cabeza.

 

Experimentos para días lluviosos
Experimentos para días lluviosos

Ahora llegan días fríos y lluviosos. Estos días son perfectos para quedarse en casa y disfrutar de lo que la ciencia de lo cotidiano nos puede ofrecer. Estrenamos en el blog de Planeta Explora una sección de experimentos científicos…

En esta primera entrega, vamos a explicar un plan estupendo para estos días en los que es mejor no salir. En primer lugar os explicaremos como realizar un volcán espectacular con limones y en segundo lugar, aprenderemos a realizar papel reciclado en casa.

Esperamos que os guste y que podáis aprender con nuestros divertidos experimentos…

 

 

Cómo hacer un volcán de Limón

¿Qué materiales necesitamos?

  • 2 limones
  • Bicarbonato de sodio
  • Colorante alimenticio
  • Una bandeja de horno (para no ensuciar más de lo necesario)
  • Un palito o cuchara de madera para revolver
  • Una cuchara
  • Jabón para lavar platos

 

¿Cómo lo realizamos?

  • En primer lugar, coge un limón y siempre con la ayuda de un adulto, corta los extremos del limón. Apoya el limón ya cortado en la bandeja y extrae el interior para que quede lo más vacío posible.
  • Exprime el otro limón y vierte el zumo dentro del limón cortado, ayudándote del palo para revolver.
  • Echa unas gotas de colorante alimenticio, un par de gotas de jabón y una cucharada de bicarbonato.
  • Vuelve a revolver muy bien todo con el palito de madera.

¿Qué sucede ahora?

El bicarbonato de sodio mezclado con el zumo de limón exprimido y el jabón provoca una reacción química que simula la erupción de un mini volcán dentro del limón.

Cómo hacer papel reciclado casero

 Materiales que necesitamos

  • Un barreño plástico con un poquito de agua en su interior. Seguro que en casa tenéis alguno con los productos de limpieza del hogar.
  • Una espumadera
  • Una licuadora de vaso
  • Un periódico viejo o papeles usados que ya no utilicéis
  • Una bandeja de cocina
  • Una servilleta de tela

Cómo lo realizamos

  • Para empezar hay que cortar pequeños trozos de papel, que se irán echando dentro del barreño con agua.
  • Es importante que se empapen bien, por lo que no dudes en revolver con la espumadera para que todos los trocitos se mojen.
  • Una vez que estén mojados hay que meterlos en la licuadora (con cuidado de no llenarla mucho) y se echa un chorrito de agua.
  • A continuación tapa la licuadora y enciéndela. Espera hasta que el papel y el agua se hayan convertido en una pasta espesa.
  • Cuando tengan esta textura coloca la bandeja de horno en una superficie lisa y vierte el contenido de la licuadora en ella. Hay que aplastarlo con la espumadera, extendiéndolo como si fuese una masa de hojaldre uniforme.
  • Cuando esté completamente extendido coloca la servilleta encima, y asegúrate que lo cubre entero.
  • Déjalo secar durante varios días (3 son suficientes) y comprueba que está seco. ¡Ya tienes tu propia hoja de papel reciclado!
Translate »