Twitter response:

Viruela del mono o viruela símica: FAQs

viruela del mono
Comparte este contenido en redes sociales...

¿Qué es la viruela símica?

La viruela símica es una enfermedad causada por el virus de la viruela símica. Se trata de una infección zoonótica vírica, lo que significa que puede propagarse de animales a seres humanos. También puede propagarse de persona a persona.

¿Cuáles son los síntomas de la viruela símica?

La viruela símica puede causar una variedad de signos y síntomas. Mientras que algunas personas tienen síntomas leves, otras pueden presentar síntomas más graves y necesitar atención en un centro de salud. Las personas con mayor riesgo de sufrir un cuadro grave de la enfermedad o complicaciones son las personas embarazadas, los niños y las personas inmunodeprimidas.

Los síntomas más comunes de la viruela símica son fiebre, cefalea, dolores musculares, dolor de espalda, falta de energía y ganglios linfáticos inflamados. A estos síntomas les sigue o acompaña una erupción que puede durar de dos a tres semanas. La erupción se puede ubicar en la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies, los ojos, la boca, el cuello, la ingle y las regiones genitales o anales del cuerpo. El número de lesiones puede oscilar entre unas pocas y varios miles. Al principio, las lesiones son planas, luego se llenan de líquido y, a continuación, se forman costras, se secan y se desprenden, y por debajo se forma una capa nueva de piel.

Los síntomas suelen durar de dos a tres semanas y, por lo general, desaparecen por sí solos o con cuidados de apoyo, como medicamentos para el dolor o la fiebre. Las personas son infecciosas hasta que todas las lesiones se han cubierto de costras, las costras se han caído y se ha formado una nueva capa de piel debajo.

Cualquier persona que tenga síntomas compatibles con la viruela símica o que haya estado en contacto con alguien que tenga viruela símica debe llamar o visitar a un proveedor de atención de salud y pedirle consejo.

¿Cómo se propaga la viruela símica de persona a persona?

La viruela símica se propaga de persona a persona mediante contacto directo con alguien que tiene una erupción cutánea de viruela símica, en particular mediante contacto cara con cara, piel con piel, boca con boca o boca con piel, incluido el contacto sexual. Todavía estamos aprendiendo sobre la duración de la capacidad infectante de las personas con viruela símica, pero por lo general se consideran infecciosas hasta que todas las lesiones se han cubierto de costras, las costras se han caído y se ha formado una nueva capa de piel debajo.

Los entornos pueden contaminarse con el virus de la viruela símica, por ejemplo, cuando una persona infecciosa toca prendas de vestir, ropa de cama, toallas, objetos, aparatos electrónicos y superficies. Si alguien más toca estos artículos, puede infectarse. También es posible infectarse al respirar escamas de piel o virus de la ropa, la ropa de cama o las toallas. Esto se denomina transmisión por fómites.

Las úlceras, lesiones o llagas en la boca pueden ser infecciosas, lo que significa que el virus puede propagarse por contacto directo con la boca, gotículas respiratorias y posiblemente a través de aerosoles de corto alcance. Aún no se comprenden bien los posibles mecanismos de transmisión de la viruela símica a través del aire y se están realizando estudios para obtener más información.

El virus también puede transmitirse de la madre al feto o después del nacimiento por contacto piel con piel, o de un progenitor al lactante o el niño por contacto directo.

¿Hay una vacuna contra la viruela símica?

Sí. Recientemente se aprobó una vacuna para prevenir la viruela símica. Algunos países recomiendan la vacunación para las personas en situación de riesgo. Tras muchos años de investigación, se han obtenido vacunas más nuevas y seguras para una enfermedad erradicada llamada viruela, que también pueden ser útiles para la viruela símica. Una de ellas ha sido aprobada para la prevención de la viruela símica. Solo debe considerarse la posibilidad de vacunar a aquellas personas que estén en situación de riesgo (por ejemplo, alguien que ha tenido contacto directo con alguien que tiene viruela símica). No se recomienda la vacunación masiva en este momento.

Si bien se demostró que la vacuna contra la viruela protegía contra la viruela símica en el pasado, los datos actuales sobre la eficacia de las vacunas más nuevas contra la viruela o la viruela símica en la prevención de la viruela símica en la práctica clínica y en entornos de campo son escasos. El estudio del uso de vacunas para la viruela símica dondequiera que se utilicen permitirá una rápida generación de información adicional sobre la eficacia de estas vacunas en diferentes entornos.


Comparte este contenido en redes sociales...